El ayuno intermitente es un método de alimentación que se ha puesto en práctica desde hace muchos años. Las personas han aprovechado sus beneficios y la han hecho parte, incluso, de importantes rituales dentro de religiones como la musulmana y la judía, en las cuales lo usan cómo método de depuración tanto física como espiritual. 

El ayuno intermitente no es más que un mecanismo para limpiar el cuerpo, ayudarlo a adelgazar y sentirse revitalizado. Si bien existen diferentes maneras de practicar el ayuno; este consiste, básicamente, en pasar largos períodos de tiempo sin ingerir ningún tipo de calorías. Lo recomendable para poder ver los resultados es ayunar, por lo menos, 12 horas.

¿Qué puedo comer para romper el ayuno?

Lo que puedes comer para romper el ayuno dependerá en gran medida del tipo de ayuno que estás poniendo en práctica. Como te podrás imaginar, no es lo mismo ayunar por 12 horas que por 24 o 48 horas seguidas; mientras más largo sea tu ayuno, más cuidado tendrás que tener para salir de él. 

Sin embargo, es importante que indistintamente del tipo de ayuno que estás poniendo en práctica salgas de él con alimentos poco procesados con altos niveles de proteínas, grasas saludables y fibra. Buenas opciones son unos huevos revueltos, una ensalada, palta o carnes blancas. Si rompes tu ayuno con alimentos ultraprocesados (como el pan) lo que puedes ocasionar es que se pierda el beneficio de esta práctica y estarías perdiendo el esfuerzo que realizaste. 

Si haces ayunos por períodos de tiempo más largos (como 24 o 36 horas) es probable que al romperlo a tu cuerpo le cueste procesar alimentos como los frutos secos, los lácteos, los huevos o las carnes rojas. En ese caso, podrías romper tu ayuno con carnes blancas o pescado. Recuerda que cada cuerpo es diferente por lo que tienes que ir probando con diferentes opciones de alimentos no-procesados para ver cómo te sientes. 

Qué no comer para romper el ayuno

Es importante ir poco a poco acostumbrando a nuestro organismo que no es que estamos en período de tensión o estrés, sino que simplemente estamos cambiando nuestra frecuencia para alimentarnos. Mientras eso pasa, es importante evitar alimentos que son de difícil digestión para nuestro organismo, como es el caso de las carnes rojas. 

Como comentamos antes, esto va a variar de cada personas porque no todos procesamos los alimentos de la misma manera. Si ya sabes que la leche te cae pesado, o que el café no es tu mejor amigo, te recomendamos evitar estos alimentos que te resultan problemáticos y agregarlos poco a poco a tu dieta luego de haber roto el ayuno con alimentos más fáciles de digerir. 

En términos generales, nunca es recomendable romper el ayuno con: 

  • Frutos secos y sus mantequillas
  • Semillas y mantequillas de semillas
  • Verduras crucíferas crudas (cocidas no son un problema)
  • Huevos
  • Productos lácteos
  • Alcohol
  • Carnes rojas

Luego de que hayan pasado 6 horas de haber roto el ayuno, puedes ir agregando alimentos de esta lista sin ningún problema porque ya tu cuerpo tendrá las encimas digestivas necesarias para procesarlos sin que esto te ocasione efectos secundarios. 

Ahora, con estas recomendaciones, estás listo para poner en práctica tu ayuno intermitente y evitar los efectos secundarios de este recomendable método de alimentación.